Inicio News Las consecuencias del conflicto Rusia-Ucrania en la toma de decisiones económicas y...

Las consecuencias del conflicto Rusia-Ucrania en la toma de decisiones económicas y diplomáticas

Columna por: Francisco Javier Negrete

739

El contexto internacional, así como la situación sanitaria actual, han demostrado el grado de globalización y conectividad que vive el mundo actualmente; y las consecuencias del conflicto Rusia-Ucrania sin duda llegarán a todos los rincones del planeta. El reto ahora para todos los gobiernos, será como enfrentarlas y superarlas.

En el lapso de unos días, el panorama de la economía global se ha ensombrecido; mientras que cientos de tropas combaten en Ucrania, las sanciones financieras potentes sacudieron a la economía de Rusia; hecho que ha provocado un alza en el precio de diversas materias primas como el petróleo, el gas natural, entre otras; y en consecuencia con un aumento en la inflación mundial.

El crujir de la carga en las cadenas de suministro, aún con dificultades a causa de la pandemia; se hizo escuchar cuando Estados Unidos, Europa y sus aliados apretaron las tuercas a las transacciones económicas rusas. Hecho que paralizó cientos de miles de millones de dólares en activos que el banco central tiene en el extranjero.

El mes de marzo, inició en una ráfaga de informes donde varios analistas y economistas de Wall Street, reconocieron que habían subestimado el alcance de la invasión de Rusia a Ucrania. Al acumularse los sucesos con rapidez, las evaluaciones de una caída económica potencial iban de moderadas a severas.

La inflación que en Estados Unidos se encuentra en un máximo desde la década de los ochenta, ya era una preocupación. La pregunta sobre cuánto más podría aumentar la inflación, y cómo responderían la Reserva Federal estadounidense y otros bancos centrales.

En México, la relación comercial con Rusia y Ucrania es mayoritariamente deficitaria; México importó mercancías rusas por 2,251 millones de dólares durante 2021. Por su parte, las importaciones con Ucrania sumaron 302 millones de dólares, según datos de la Secretaría de Economía; aunque el nivel de comercio es modesto, el tipo de mercancías muestra que el intercambio es estratégico; las principales importaciones mexicanas con estas naciones son fertilizantes, que son de gran importancia para el pujante sector agropecuario. Por lo tanto, se prevé que el conflicto Rusia-Ucrania no impactará en México en su relación comercial, sino a través de los precios de bienes y servicios.

Sin embargo, México deberá continuar su postura diplomática de condenar enérgicamente los ataques a Ucrania y seguir impulsando desde todos los frentes el desarrollo y competitividad del sector empresarial; así como su diversificación en su comercio exterior, como sucedió esta semana, con el comunicado de la Secretaría de Economía del inicio de negociaciones para un TLC con Corea del Sur.

El conflicto Rusia-Ucrania no ha cesado, por lo que México y el mundo deben seguir observando con atención cada suceso y desarrollo de este y prepararse para lo que ya es una certeza internacional. Continuar con los esfuerzos internacionales de diálogo que promuevan la paz y una política diplomática internacional que condene los ataques a cualquier país donde violenten la soberanía, la paz y los derechos.

Artículo anteriorVacante: Promotor de ventas Culiacán
Artículo siguiente4 tips para invertir en el mercado inmobiliario multifamiliar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí