Inicio Empresas La importancia del Onboarding 

La importancia del Onboarding 

189

El Onboarding o proceso de incorporación a la empresa es una etapa crucial en el ciclo de vida del empleado. Puede determinar el fracaso o el éxito del colaborador dentro de la empresa.

Este período, durante el cual la empresa y el empleado comienzan su relación, proyectada como duradera, es la fase durante la cual se construye la relación empleado-empleador, a partir de los sentimientos e impresiones adquiridos durante las fases previas, como la percepción de la marca empleadora y la experiencia del candidato durante el proceso de selección.

Una estrategia de Onboarding tiene dos objetivos principales: conseguir que las nuevas incorporaciones estén operativas lo antes posible; y plasmar las primeras impresiones críticas del nuevo empleado a medida que adquiere su primera experiencia real del día a día en la empresa.

Cegid, en América Latina Cegid Meta 4 , la marca de soluciones cloud de Nómina y Talento, presenta tres mitos comunes sobre el proceso de incorporación del empleado, con el objetivo de identificarlos y trabajar en evitrlos.

Top view of modern young people discussion business while working in the office

 3 Mitos comunes sobre el proceso de incorporación del empleado

Mito 1: Un proceso de Onboarding no es una necesidad primordial.

Algunas empresas tienden a ver este proceso como algo en lo que trabajarán si tienen tiempo. Un proceso de incorporación completo requiere tiempo y planeación, así como la aportación de varias personas del equipo. No es un proceso opcional, es un proceso indispensable.

Un proceso de incorporación riguroso y estructurado contribuye a que el nuevo empleado se vuelva operativo más rápidamente y es sinónimo de una mejor integración cultural y una reducción del riesgo de salida anticipada.

Mito 2: La incorporación es exclusiva del área de recursos humanos.

Recursos Humanos es esencial para una integración exitosa, pero otros empleados dentro de la empresa también tienen un papel que desempeñar al ser más que solo cumplimiento, papeleo y orientación.

Un buen Onboarding es un esfuerzo concertado de toda la empresa para dar la bienvenida a los nuevos empleados y brindarles las herramientas, la información y la red que necesitan para tener éxito. Requiere colaboración y tiempo por parte de personas de diferentes departamentos para contribuir a la misión de la persona recién contratada.

Mito 3: La incorporación comienza el primer día de trabajo.

El Onboarding debe comenzar tan pronto se acepte la oferta de trabajo. Este período entre el momento en que la persona acepta el trabajo y su primer día en él se conoce como preintegración.

Esta fase cobra importancia debido a los modelos de trabajo remoto, o modelos híbridos, que se han integrado al día a día de las organizaciones. Estas nuevas formas de trabajar implican no depender tanto de las interacciones entre personas y la celebración de eventos que reúnan a todos en una sola oficina. Por lo tanto, ver el proceso de incorporación como un plan de comunicación paso a paso, que se implementará desde el momento en que su nuevo empleado acepte el puesto, es una excelente manera de avanzar.

Para garantizar éxito en la estrategia de Onboarding es indispensable emplear herramientas tecnológicas que respondan a las necesidades de la organización que busca automatizar todo el proceso de integración del empleado en la empresa. Esta tecnología reduce la carga administrativa y asegura el cumplimiento de la normativa, baja costos y libera recursos que podrán dedicarse a tareas de mayor valor añadido. Para los nuevos integrantes, la tecnología aplicada en el proceso de Onboarding permite la reducción de la curva de inmersión en la compañía, sencillez y usabilidad, y mejora su experiencia laboral.

Artículo anteriorEstudios especializados de LGBTIQ+ ayudan a prevenir la discriminación
Artículo siguienteLexisNexis Decision Trust ayuda a las instituciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí